Pescados y mariscos del Golfo bajo fuerte escrutinio de seguridad

 WASHINGTON (AP) - Los pescados y mariscos del Golfo de México están siendo examinados exhaustivamente en laboratorios para detectar la más mínima muestra de petróleo, luego que el desastroso derrame de crudo de abril causase temores sobre la seguridad alimentaria de las capturas en el área.
Aunque el dispersante que fue empleado combatir el derrame tiene nerviosos a los consumidores, los reguladores de salud dicen que no hay evidencia de que se acumule en los cuerpos de pescados, crustáceos y moluscos, aunque está trabajando para crear un análisis apropiado, por si acaso.

Más aguas del Golfo están siendo reabiertas a la pesca comercial mientras los análisis arrojan poca evidencia de petróleo y la temporada camaronera en Luisiana comenzó el lunes. Aún así, es demasiado pronto para saber cuáles pruebas van a satisfacer a unos consumidores tan escépticos de las garantías del gobierno que incluso los pescadores locales están preocupados.
La clave es la biología: Algunas especies se deshacen del crudo en sus cuerpos más rápidamente que otras. Los peces lo hacen más rápido, las ostras y los cangrejos son los más lentos y los camarones están en medio.
"Probablemente yo pondría a las ostras en el tope de las preocupaciones y no creo que el segundo se le acerque", dijo el científico marino George Crozier, director del Laboratorio Marino de Dauphin Island en Alabama.
Los contaminantes que más preocupan _unas sustancias potencialmente cancerígenas llamadas hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH)_ aparecen normalmente también en otros alimentos, como la carne a la parrilla. Los niveles bajos son detectados en pescados y mariscos de otras aguas.
En las áreas del Golfo reabiertas a la pesca, "los niveles que estamos viendo son típicos, similares a los que se ven en otras áreas, como la sonda de Puget Sound o en Alaska", dijo Walton Dickhoff, que supervisa los análisis en el Centro de Ciencias de Pesca en el Noroeste, afiliado a la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA por sus iniciales en inglés).
Aún así, muchos dicen que se necesitan más pruebas. "Hay que hacerlo tan detalladamente como sea posible", opinóo Susan Shaw, del Instituto de Investigaciones Ambientales Marinas en Maine. "Hay que asegurarse de que la aguja en el pajar no esté ahí".
___
Los periodistas de The Associated Press Mary Clare Jalonick en Washington DC y Phuong Le en Seattle contribuyeron con este despacho.
Fuentes: FOTO: sistemasocial.com
NOTICIA: http://espanol.news.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario