13-Nov-2010 - Cuatro de cada cinco españoles respira aire contaminado. (Four out of five Spaniard breathe polluted air)

 Summary: The traffic in metropolitan areas is one of the main air pollutants in Spain. According to the report on air quality in Spain in 2009 he has presented Ecologists in Action, four out of five people breathe air that exceeds the rates of health protection recommended by the World Health Organization (WHO). Environmentalists complain that, despite the situation, they are not taking the necessary steps to solve this problem.

Artículo en Español:

El tráfico en las zonas metropolitanas es una de los principales agentes contaminadores del aire en España. Según el informe sobre calidad del aire en España en 2009 que ha presentado Ecologistas en Acción, cuatro de cada cinco personas respiran aire que supera los índices de protección a la salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los ecologistas denuncian que, a pesar de la situación, no se están adoptando las medidas necesarias para solventar este problema.

El estudio, realizado cada año por Ecologistas en Acción, analiza, a través de los datos de las Administraciones autonómicas a partir de sus redes de medición de la contaminación, la calidad del aire que respira la casi totalidad de la población española (46,7 millones de personas en enero de 2009).
Según los límites de contaminación marcados por la Directiva 2008/50/CE, unos 6,4 millones de personas, es decir el 14% de la población española está afectado por la contaminación del aire. Si se tienen en cuenta los valores recomendados por la OMS, la población que respira aire contaminado se incrementa hasta 36,9 millones de personas, es decir, un 79% de la población, 4 de cada 5 ciudadanos.
A pesar de la situación, durante 2009 la ONG ha apreciado una reducción de los niveles de contaminación con respecto a años precedentes.
Entre las causas de esta situación destacan: la reducción de la movilidad originada por la crisis (el consumo de combustibles de automoción bajó un 5,1% en 2009), la disminución del consumo eléctrico también por la crisis, lo que conllevó un menor funcionamiento de las centrales térmicas (una reducción de 13%); una meteorología más inestable que años precedentes (lo que favorece la dispersión de contaminantes); y ciertos cambios en el parque automovilístico hacia vehículos más pequeños y eficientes y, por tanto, menos contaminadores
Fuente:  laflecha.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario