Ataques de Lobos a personas en España: casos reales y motivaciones

   Artículo solo Español

En España hay casos documentados (nombre y apellidos, fecha y lugar) de personas depredadas (muertas y comidas) por lobos. Estos lamentables sucesos son la excepción, no la norma. Resulta muy curioso que la fértil bibliografía lobuna española nunca mencione estas predaciones sobre humanos. Solo en Valverde y en cierto artículo de BIOLÓGICA encontramos mención expresa a ello.
Por supuesto, la casuística existente en la realidad es muy amplia : al lobo le han echado la culpa de ataques cometidos por perros; de muerte de reses que en realidad han sido muertas por un pastor necesitado de cambiar su monótona dieta; e incluso de asesinatos y homicidios que en realidad fueron cometidos por personas. En este último apartado resulta paradigmático el caso de Manuel Blanco Romasanta, individuo marginal que vivió en el S. XIX. Llamado "el hombre-lobo de Allariz" (Ourense), afirmaba transmutarse en lobo, lo cual no era sino una mala excusa para intentar zafarse de las consecuencias penales de sus crímenes, cometidos con la finalidad última de robar y convertir la grasa de sus víctimas humanas en jabón, que luego vendía. Condenado a morir en el garrote vil, fue indultado y pasó el resto de sus días en un centro psiquiátrico.
Desde aquí hasta el final de este apartado, seguimos fielmente al citado Valverde.
En principio son 3 las situaciones en las que el lobo ibérico puede suponer un peligro cierto para la integridad e incluso la vida de las personas : 
1) Ejemplar afectado de rabia (o acosado o herido, añadimos aquí). 
2) Hembra en el destete de sus lobeznos (Junio/Julio), cuando agotada por la lactancia, y tras ser alimentada por el macho, necesita volver a cazar para sí misma y sus retoños. 
3) Formación de la manada invernal (de Noviembre a Marzo), compuesta por macho, hembra y lobatos no emancipados. En esta época bajan de la montaña al valle, acuciados por el hambre, penetrando en los pueblos sobre todo de noche en busca de comida. Aquí la unidad predadora no es un lobo sino 4 o 5 juntos, con lo que su capacidad letal es muy superior. Amparados en la noche su osadía se dispara. En la comarca cantábrica del Alto Campoo los paisanos dicen que "En Diciembre y Enero el lobo toma al hombre por cordero" (refrán recogido por Jesús Garzón).
Vemos que esas 3 circunstancias son, una aleatoria e imprevisible (infección por rabia), y las otras 2 de carácter estable, repetitivo y anual pues se corresponden con distintas fases de su ciclo biológico.
He aquí sendos ejemplos de humanos muertos en cada uno de esos 3 casos :
  1. Lobo rabioso. Chantada (Lugo), 1881. Hubo 14 personas muertas por ataque de un solo lobo rabioso. Certificado por el Dr. Cedros, en el Hospital de Lugo. Reseñado por Casarlegos, en el ABC de fecha 15-X-1974.
  2. Loba tras el destete. Cabe citar la loba de Vimianzo (20 Kms al Noreste de FinisTerre, Coruña). El 25 de Junio de 1957 mató al niño Jesús Vázquez Pérez, de 5 años y 17 kilos de peso. Fue testigo su amigo Luis, de la misma edad, que permaneció varias horas mudo por la impresión. Ese mismo día se acerca a una chica de 15 años, que reacciona a tiempo. El 22 de Julio de 1958 hiere gravemente (consigue salvarse) a Manuel Suarez, también de 5 años y 18 kilos. Y el 21 de Junio de 1959 mata a Manuel Sar Pazos, de 4 años con 11 meses, y 18 kilos de peso. Fueron testigos su Amigo Paco, de 5 años, y Alberto, de 17 años. Poco después, el 18 de Agosto de 1959, se celebra una batida en la que se matan 2 lobos. No volvió a haber ataques a niños.Y cómo olvidar a la loba de Rante (Ourense). Todo empezó el 03 de Julio de 1974, atacando a una niña de 13 años y 25 kilos que iba a por maíz acompañada de una mujer de 59 años. Ambas fueron mordidas. El día siguiente (04-07-1974) mata al niño José Tomás Martínez Pérez, de 11 meses y 9 kilos. Hubo varios testigos, familiares del niño, ocupados en sus labores agrícolas habituales. Unos días después, el 10 de Julio de 1974, mata al niño Javier Iglesias Balbín, de 3 años y 12 kilos de peso. Esta loba, fácilmente identificable pues conservaba en el cuello parte del pelaje invernal, fue envenenada con estricnina el 14 de Julio de 1974 (fecha del décimo cumpleaños del autor de este trabajo). Hay al menos 2 fotos de la misma, era una hembra de 5 años con una dentadura perfecta.
    Obsérvese que la mezcla de población rural dispersa, con lobas paridas acostumbradas a conocer el ritmo diario de la vida de los lugareños, puede ser mortífero. Cabe condenar aquí a ambas partes en debate : el diario LA REGION, por azuzar estos tristísimos sucesos, que desembocaron en un paroxismo nunca visto : incendio de montes para alejar al lobo, y estricnina a mansalva. En apenas 45 días se mataron 31 lobos (incluidos 3 hijos de la loba infanticida). Y por otro lado, Félix Rodríguez de la Fuente, quien negando la evidencia insistía en que no había sido la loba (¡ a pesar de los testigos ¡) sino quizás chacales americanos, perros asilvestrados, cruces de lobo o incluso perros de presa liberados por la PIDE (policía secreta portuguesa de la época).
    Aún hoy, en 2004, uno de sus ex colaboradores, Carlos Sanz, afirma que quizás no fue la loba sino perros silvestres.Esto puede verse en www.fapas.es (ir al apartado del lobo, concretamente a la historieta que recrea el cuento de Caperucita Roja). Cabe preguntarse qué es peor, si el sensacionalismo incendiario o la ceguera voluntaria de otros. Así nunca se avanzará en la conservación del lobo ibérico.
  3. Manada invernal. Invierno de 1856-57. "...Dos Guardias Civiles que prestaban servicio en los límites de la provincia de Zamora han sido hallados entre la nieve, horriblemente destrozados por los lobos, contra los que debieron de sostener una lucha desesperada pues cerca de sus restos fueron hallados cinco lobos muertos, encontrándose los fusiles con las bayonetas caladas y tintas en sangre...".
Podrían citarse más y más casos, pero lo dejamos aquí. Quien desee profundizar sobre esta macabra faceta de la vida del lobo ibérico, debe necesariamente leer la magistral obra de Valverde y Teruelo. Como última curiosidad, y aprovechando que estamos en Año Jacobeo (Xacobeo), decir que las preciosas iglesias románicas que jalonan el Camino desde Roncesvalles (Navarra) hasta Santiago de Compostela representan tan a menudo una cabeza de lobo (frecuentemente con cabezas, pies y piernas humanas asomando en las fauces), que incluso ello ha dado nombre al adorno más común de esas bellas construcciones , el canecillo, que sobresale del muro. Que cada cual extraiga sus conclusiones : alegoría artística, hechos reales (antropofagia lobuna) o ambas cosas a la vez.
Como comparativa, decir que cada año hay 2-4 muertes anuales en España por perros de razas consideradas peligrosas, noticias que con cierta asiduidad aparecen en los medios de comunicación.
Fuente: fapas.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario