08-Dic-2010 - "Gatos Paracaidistas"

 Artículo solo Español
NOTA: Cuando un gato cae por una ventana no es que se "haya suicidado". La explicación más lógica es que se haya resbalado al pisar mal o que haya visto un ave, o alguna otra cosa  moviéndose fuera que le ha despertado su instinto cazador innato. 

EL SÍNDROME DEL GATO PARACAIDISTA

Puede que a algunas personas les parezca broma o, cuando menos se queden sorprendidos al escuchar este término. Sin embargo, para los dueños de gatos o los que trabajan cerca de ellos no resulta tan extraño. En la bibliografía podemos encontrar las referencias como “síndrome del gato paracaidista” o “síndrome del gato volador”
Esta patología hace referencia a los gatos que acuden al veterinario de urgencia por caídas desde más de 7 metros, altura equivalente a 2 pisos. Sin embargo, algunos estudios han determinado que estas caídas ocurren desde diversas alturas.
Según la bibliografía consultada, existe mayor riesgo de sufrir este síndrome si el gato no está esterilizado y es joven (menor de 2 años), existiendo aproximadamente la misma prevalencia en machos y en hembras. Las lesiones encontradas en la clínica afectan principalmente a la cabeza, la región posterior, el tórax y el abdomen.
Las causas que provocan que el gato se precipite al vacío son los descuidos de los propietarios, la curiosidad que caracteriza a la especie felina, la falta de experiencia de los gatos jóvenes y el comienzo de la pubertad (actividad sexual).
En contra de lo que sería lógico, es más probable que un gato sufra más lesiones si cae de una altura baja que de un piso más alto. Esto se debe a que el sentido de equilibrio del gato le permite darse la vuelta durante la caída y amortiguar el golpe. Poco antes de llegar al suelo, el gato se estira para aumentar al máximo su superficie y con ello el rozamiento con el aire, ocurriendo el movimiento en dos fases y cayendo en forma similar a un paracaídas.
La prevención consiste en poner medidas que eviten que el gato pueda asomarse al vacío. Podemos enriquecer su ambiente con juegos interactivos, sistemas de búsqueda de comida, estanterías y otros elementos donde poder desarrollar su conducta de caza, incluso la introducción de otro gatito con el que poder jugar y entretenerse, por supuesto siempre bajo supervisión de un experto en conducta felina que nos explique cómo hacerlo. El gato debe mantenerse alejado de las zonas de riesgo, ventanas y balcones, y si no es así, se pueden colocar mosquiteras, rejillas o cerramientos de forma que permitamos que el animal satisfaga su conducta de acecho pero sin caídas que pueden llegar a causarle la muerte.
NOTA: Mi amigo y bloguero Arsenio Rodriguez Quintana escribió un hermoso relato dedicado a su gata Habana que se cayó por la ventana. Este es su enlace: arseniorodriguezquintana.blogspot.com
Fuente: etologiaveterinaria.net

VIDEO DE ANIMACIÓN: "EL GATO SUICIDA"

Videos tu.tv

1 comentario:

  1. Excelente, una lección estudiada sobre un impacto que me llevó a mi gata Habana, nuevamente. Gracias la cita...

    Blog: arseniorodriguezquintana
    Entrada: El suicidio de Habana
    Enlace: http://arseniorodriguezquintana.blogspot.com/2010/10/el-suicidio-de-habana.html

    ResponderEliminar