06-Feb-2011 - Sin cazadores para los ciervos

Ciervos abatidos en una cacería, utilizados para un estudio
de la Universidad de Extremadura.-
En la zona que rodea el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres) los cazadores ya han visto ciervos a escasos metros de los pueblos. Eso dicen, y no es difícil que así sea. El director del parque, Ángel Rodríguez, admite "algún exceso, unos 2.000 ejemplares, en la mitad de las 18.000 hectáreas" de este bosque mediterráneo. Otras 12.000 cabezas se calculan en los cotos privados que rodean el parque, unas 30.000 hectáreas donde la caza no tiene más restricciones que las ordinarias.

El problema no es exclusivo de esta zona. "La sobreabundancia se da en toda España y yo diría que está afectando a todo el hemisferio norte", asegura Christian Gortázar, investigador del CSIC y de la Universidad de Castilla-La Mancha. "La población de ciervos crece entre un 20% y un 30% cada año y en esa proporción habría que ir cazando". Pero las escopetas solo alcanzan entre un 15% y un 18%, según Gortázar.
La preocupación por la densidad no es caprichosa; la sobreabundancia es foco de enfermedades y amenaza la flora, mal asunto cuando se trata de un parque nacional. Los ganaderos se han quejado de la tuberculosis que afectaba a sus reses en Extremadura, también ha habido problemas en la sierra de Cazorla...
En el parque extremeño hay quien ha propuesto introducir de nuevo el lobo, pero muchos discrepan. "No hay espacio suficiente para ello, el lobo tiene una zona muy amplia de campeo", dice Daniel Patón. "Sería un gran problema para la ganadería. Hace años había rebaños muy custodiados, hoy en día no. El lobo se iría a por las ovejas", dice el director de Monfragüe. Antonio Gentil, de la asociación ecologista Adenex y Marcelino Cardalliaguet, de Seo Birdlife, ambos con representación en el patronato de Monfragüe, coinciden también en que lo del lobo sería más problema que solución.
Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario