20-Feb-2011 - Nigeria detiene transmisión gusano de Guinea; se acerca su fin

Artículo en Español
ATLANTA (Reuters) - Nigeria detuvo la transmisión de la enfermedad del gusano de Guinea, lo que
acerca por segunda vez en la historia el momento en que una enfermedad es erradicada del planeta, dijo el ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

Apenas quedan 1.800 casos de la dolorosa enfermedad y el 94 por ciento de ellos se encuentran en Sudán del Sur, que el mes pasado votó separarse de Sudán como consecuencia de una larga guerra civil.
Algunos casos aislados también se hallaron en el este de Mali y el oeste de Etiopía, mientras que Ghana anunciaría pronto que ha terminado por completo con la transmisión de la enfermedad.

La transmisión podría frenarse a nivel mundial a fines del 2012 y para el 2015 la Organización Mundial de la Salud podría declarar a la enfermedad erradicada, señaló Donald Hopkins, vicepresidente de programas de salud del Centro Carter.
Sudanenses usando filtros de pipa para prevenir la enfermedad.

 
Características de la Enfermedad
La dracunculiasis o dracontosis es una enfermedad parasitaria producida por un nemátodo llamado gusano de Guinea o gusano de Medina (Dracunculus medinensis), enfermedad dolorosa y deformante, causante de llagas ulcerosas en la piel. Su nombre, dracunculiasis, se deriva del latín "afección con dragoncitos".
La dracunculiasis es una parasitosis en la cual los gusanos, con una talla media de un metro de largo y el grosor de un hilo de coser, se alojan en el individuo infestado y migran luego por todo el cuerpo para emerger finalmente por las extremidades del afectado. El parásito ingresa por ingestión de agua contaminada, tanto procedente de estanques como de afloramientos superficiales.

Las larvas del gusano de Guinea viven en diminutos crustáceos -o copépodos- conocidos como pulgas de agua (por este motivo la dracunculiasis es también una zoonosis) . Estos crustáceos son los vectores intermediarios de los que los parásitos se valen para prosperar, y luego infestar directamente al hombre penetrando a través de la piel o al ser tragados por éste. Al ingerir un ser humano esos crustáceos, el sistema digestivo los destruye, pero las larvas del gusano sobreviven y atraviesan la pared intestinal.
Fuente: es.wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario