04-Mar-2011 - Perros Populares: Pastor Alemán

Pastor Alemán
Temperamento 
Una frase hecha dice que el perro de pastor alemán ¿no es el primer mejor perro en nada, pero es el segundo mejor en todo. Aunque no es exacta, como todas las generalizaciones, se acerca bastante a lo real. De hecho, se pueden encontrar razas que superan al Pastor Alemán en alguna cualidad específica (algunas tienen mejor olfato, otras pueden ser más resistentes y otras pueden desenvolverse mejor en el agua), pero ninguna tiene tan gran nivel de versatilidad ni es capaz de hacer de una forma tan excelente todas las cosas que son capaces de hacer los pastores alemanes.

De hecho, es un trabajador nato, afectuoso con la familia, excelente guardián, paciente y protector con los niños. Valentía, abnegación y fidelidad son tres virtudes que caracterizan a este magnífico perro. No en vano, es una de las razas más populares del mundo.
Carácter
El Pastor Alemán debe ser accesible, tranquilo, mostrar confianza y mantener una actitud reposada pero, cuando lo exige la ocasión, debe estar alerta y ansioso. Es un animal muy valiente, alegre, obediente, equilibrado, leal y afectuoso con el dueño, además de ser un perro tolerante con los otros animales y fácilmente adiestrable.

En cuanto a su temperamento y comportamiento, el Pastor Alemán es equilibrado, con nervios firmes, seguro de sí mismo, totalmente desenvuelto y, excepto cuando está provocado, totalmente benigno; al mismo tiempo debe ser atento y fácil de entrenar. Debe poseer valor, instinto de combate y rudeza para poder ser apropiado como compañero, guardián, perro de protección, de servicio y de pastor.


Eligiendo al cachorro
Muchos factores influyen en la elección de un cachorro, incluyendo tu propio estilo de vida y personalidad. En líneas generales, evita elegir un cachorro que se muestre demasiado tímido o nervioso. Los cachorros deberían ser curiosos e inquisitivos. Exige conocer tanto al padre como a la madre, ya que el carácter y el temperamento son importantes factores hereditarios, y que ambos presenten certificaciones de estar libres de displasia de cadera. Los problemas de displasia pueden ser devastadores, y es un factor hereditario.

Pide ver el pedigree del cachorro. Busca títulos de obediencia y de conformación, y certificados de caderas. Si no entiendes algo, pregúntale al criador. Los criadores responsables también harán sugerencias (¡y preguntas!) para asegurarse que sus cachorros reciban un buen hogar.

También puedes preguntar si los cachorros han sido evaluados por su temperamento, y solicitar los resultados.

Enfermedades
Algunas de las enfermedades más habituales a las que son propensos los pastores alemanes son:

    * Displasia de cadera
    * Mielopatía degenerativa
    * Insuficiencia pancreática exócrina
    * Parvovirus
    * Cáncer
    * Epilepsia
    * Queratitis superficial crónica
    * Pannus (pigmentación sobre la córnea)
    * Displasia de codo
    * Enfermedad vestibular periférica 

Cuidado con los cachorros que crecen muy rápido. El crecimiento acelerado ha sido relacionado con la displasia de cadera. Consulta tu veterinario si tu cachorro muestra un crecimiento más rápido de lo normal, y evalúa la posibilidad de cambiarlo a alimento para adulto.

No acaricies las orejas del cachorro hacia atrás, antes que éstas se yergan. Mucha gente hace esto habitualmente, sin embargo es perjudicial para el cartílago en formación del pequeño cachorro.

Cuando tu cachorro tenga alrededor de 6 meses de edad, haz que le efectúen radiografías en sus caderas. Si tu perro muestra cualquier signo de displasia, existen alternativas de tratamiento para perros jóvenes que no se pueden aplicar para perros adultos y que ya muestran signos de artritis. Si tu cachorro muestra sólo signos leves de displasia, puedes realizarle otra radiografía a los dos años para evaluar el progreso. Un perro con displasia no debe reproducirse jamás.

Llévalo a una clase para cachorros y a entrenamiento de obediencia, y haz tus tareas en estas clases. Los comportamientos que son simpáticos en un cachorrito de 8 kilos pueden ser peligroso en un perro de 35. Socializa a tu perro con gente (especialmente con niños) y otros perros frecuentemente, luego que tu perro haya cumplido con sus inmunizaciones (aproximadamente luego de las 16 semanas de vida).

Cuidado con el ejercicio físico fuerte antes y después de las comidas, especialmente si tu pastor alemán es un tragón. El pastor alemán (al igual que muchas otras razas) puede sufrir de torsión gástrica. Si el abdomen del perro se vuelve rígido y distendido, es probable que esté sufriendo de una torsión gástrica (el estómago se .tuerce.). Este es un problema de salud que requiere intervención urgente y deberás contactar a tu veterinario para atender esta emergencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario