07-Mar-2011- Proyecto de recuperación del Delta del Ebro

 Artículo en Español
Zona de cultivos-Delta del Ebro. Foto: deisidro.com
Un proyecto europeo transformará 62 hectáreas de arrozales para mejorar el hábitat de especies amenazadas

El delta del Ebro es un humedal en continua evolución y, hasta hace unas décadas, un medio muy poco favorable para el hombre. En los últimos dos siglos

los colonos impusieron sus intereses, crearon nuevas reglas para la naturaleza. Se secaron las marismas de agua salada y se transformaron en arrozales de agua dulce. El delta se humanizó y, desde entonces, la riqueza biológica va a remolque. Un proyecto financiado por la Unión Europea quiere devolver el antiguo equilibrio a las lagunas de la Tancada y l'Alfacada, el hábitat de especies amenazadas. Sesenta hectáreas de arrozales dejaran de cultivarse y recuperarán su estatus original.

El proyecto Life Delta Lagoon, dotado con un presupuesto de 3 millones de euros, está participado por la Unión Europea (que aporta un 48% de la inversión), la Fundació Caixa Catalunya (propietaria de gran parte de los terrenos), el Institut de Recerca i Tecnològica Agroalimentaria (IRTA) y la dirección general de Costas. El objetivo es mejorar el estado ecológico de 350 hectáreas de lagunas costeras, restaurando el hábitat y mejorando su conectividad hidrológica. El proyecto prevé devolver el estatus original a 62 hectáreas de arrozales, actualmente propiedad de Incasòl, y que en su día fueron secadas de l'Alfacada. En esta zona se creará un itinerario pedestre y puntos de observación de aves.

Fartet macho (arriba) y hembra (debajo)
El fartet (Alphanius iberus) es un pez autóctono en grave peligro de extinción, al cual se espera ayudar devolviendo la circulación de agua a l'Alfacada. Esta especie no sólo pierde terreno ante la feroz competencia de la exótica gambusia (Gambusia affinis, introducida por el hombre para controlar las plagas de mosquitos en los arrozales), sino que, además, cada vez encuentra menos hábitats salobres donde reproducirse, explica Toni Curcó, jefe del área de protección e investigación del parque natural del Delta.


Fuente:  lavanguardia.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario