12-Mar-2011 - Políticos chinos piden que se prohíba la extracción de bilis de oso vivo

Artículo en Español
Los miembros del órgano consultivo chino pidieron hoy que se prohíba lo antes posible la extracción de bilis de oso vivo, con supuestas propiedades medicinales, y
contra la que se han pronunciado grupos de defensa de los animales. "Deberíamos fijar una fecha para prohibir esta práctica lo antes posible", señaló Jia Baolan, miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC).
Muchos osos negros tibetanos viven confinados en jaulas en las provincias de Fujian, Zhejiang, Shaanxi, Yunnan y Sichuan con un catéter introducido en su cuerpo para drenar la bilis, una situación que Jia calificó de "cruel" y que provoca la muerte de estos animales por infecciones y bacterias.
Jia pidió al gobierno que incentive a los granjeros para que abandonen el comercio de extracción de bilis, prohíba los medicamentos a base de bilis de oso y promueva investigaciones para conseguir medicinas alternativas.
Según la Medicina Tradicional China, la bilis de oso sirve supuestamente para tratar las hepatitis agudas o la artrosis.
La propuesta del consultivo chino se produce después de que a finales de febrero la mayor firma farmacéutica especializada en bilis de oso, Gui Zhen Tang, anunciara una salida a bolsa en China que provocó las iras de numerosos ciudadanos y de los grupos de defensa de los animales.
"La industria de la bilis de oso es cruel. Supone la extracción de bilis a estos animales mediante burdas incisiones practicadas en el abdomen y la vesícula biliar y que se mantienen abiertas con sondas", señaló entonces a Efe Jill Robinson, fundadora de la ONG Animals Asia Foundation, con sede en Hong Kong.
Según este grupo, la industria de la bilis mantiene en cautividad y en condiciones pésimas a unos 10.000 osos tibetanos o del Himalaya (Ursus thibetanus) por la creencia de que tiene beneficios para la salud, a pesar de que se pueden conseguir con otros productos a base de plantas.
La cocina y la medicina chinas abarcan recetas y brebajes preparados con todo tipo de animales y partes de animales, muchos de ellos en extinción, lo que no sólo provoca las críticas de los defensores de los animales, sino que también propaga enfermedades entre sus consumidores.
Fuente: noticias.terra.com.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada