22-Mar-2011 - En Cataluña había Primates

Reproducción de un cráneo descubierto en Els Hostalets de Pierola - David Airob
Artículo en Español
Cataluña se erige en una de las zonas más ricas en fósiles de un periodo clave para comprender la evolución de los homínidos

Hubo un tiempo en que Catalunya, y muy probablemente toda la península Ibérica, fue un paraíso para los simios. Tenía un clima que
hoy sería tropical, estaba ocupada por frondosas selvas y en los árboles abundaban las frutas.

Fue apenas anteayer en la historia de la evolución, mucho más tarde de los dinosaurios y poco antes de los humanos. Concretamente, hace unos 12 millones de años, según una investigación del Institut Català de Paleontologia (ICP) presentada ayer en la revista científica PNAS.

La investigación ha revisado la antigüedad de los fósiles de simios hallados en Europa de hace entre 6 y 16 millones de años. “Algunas dataciones eran dudosas y otras erróneas”, explicó ayer Isaac Casanovas, primer autor de la investigación. Las nuevas dataciones permiten comprender mejor qué ocurrió en aquel periodo clave de la evolución de los homínidos que llevaría más tarde a la aparición del género humano.

Lo que ocurrió, según explica Salvador Moyà, director del ICP, es que un grupo de simios salieron de África hace más de 15 millones de años y se extendieron por Eurasia aprovechando el clima tropical. De aquellos simios descienden los primates prehistóricos descubiertos por Moyà como los populares Pau (de la especie Pieralopithecus catalaunicus), Lluc (Anoiapithecus brevirostris) y Jordi (Hispanopithecus laietanus). Después, hace unos 11 millones de años, el clima de Europa empezó a deteriorarse para los primates. Acabó el calor tropical y empezaron a crecer árboles de hoja caduca. Llegaron los inviernos sin frutas y los simios acabaron desapareciendo de Europa hace unos 9 millones de años.

Según la hipótesis que los investigadores adelantan en PNAS, aquellos simios de Catalunya son ancestros de los orangutanes actuales. En cambio, contrariamente a la hipótesis que el propioMoyà defendió cuando descubrió a Pau, con las nuevas dataciones no parecen ser ancestros directos de la humanidad.
Fuente: lavanguardia.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario