14-Jun-2011 - Más del 90% de los bosques tropicales no tienen un manejo sostenible


Explotación de madera certificada en Camerún.- ITTO/J.BLASER
Se detecta un aumento de densidad en los bosques de 68 países que mejora su papel como sumideros de carbono

Los datos detallados de los 33 países que controlan casi la totalidad de los bosques tropicales y la producción de madera indican, según la Organización Internacional de Maderas Tropicales (ITTO, por sus siglas en inglés) que más del 90% de los bosques siguen sin tener un manejo adecuado o no se controlan en absoluto. Las exportaciones de madera tropical, en bruto o manufacturada, de estos países están valoradas en más de 14.000 millones de euros anuales. Los países que más han mejorado en la gestión de sus bosques son Brasil, Gabón, Guyana, Malasia y Perú, según el informe. Los que van más retrasados, a menudo por los conflictos que han sufrido en los últimos años, son Camboya, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Guatemala, Liberia y Surinam. Otros países, como Nigeria y Papua Nueva Guinea, no tienen los recursos para aplicar sus propias leyes.

Otro estudio ha detectado un aumento de densidad en los bosques de 68 países que indican que actúan mejor de lo que se creía como sumideros de carbono. Aunque no haya aumentado el área que ocupan la densidad media es más alta y compensa el declive detectado con anterioridad, señalan Aapo Rautiainen, de la Universidad de Helsinki, y sus colegas en la revista PLoS One. Sus datos representan el 72% de los bosques del mundo y el 68% de la masa de carbono.

Volviendo a los bosques tropicales, las áreas con manejo sostenible aumentaron de 36 millones de hectáreas a 53 millones de hectáreas, un área del tamaño de Tailandia. En las que solo se aplican las técnicas más primitivas de manejo aumentaron en un tercio desde 2005 y ahora alcanzan 131 millones de hectáreas. ITTO se centra en los 761 millones de hectáreas de bosques naturales que llama la selva permanente pública (PFE por sus siglas en inglés). Son las zonas que los países que las albergan se han comprometido a conservar, bien para la explotación sostenible de la madera y otros productos o como áreas protegidas.

Las imágenes por satélite dan acceso a áreas remotas y permiten un análisis uniforme, explican los autores del artículo publicado en Plos One. "Sin embargo, para referirnos al carbono, debemos ir más allá de la medida del área ocupada y aplicar métodos forestales tradicionales para medir el volumen de la madera que tienen". Sin cantar victoria, creen que los nuevos datos indican un cambio de tendencia tras decenios de pérdidas.
Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario