14-Ago-2011 - Sexually Showy Male Birds Finish Early (No todas son ventajas para los Machos de aves sexualmente vistosos)

 Artículo en Español e Inglés
(Spanish & English article) 
 English article



An adult male houbara bustard among wildflowers in the Canary Islands.
Photograph from FLPA, Alamy
Live fast, age fast—at least if you're a male houbara Bustard (Chlamydotis undulata)

That's because male bustards that perform longer courtship displays lose sperm quality faster than males that do not put on elaborate seduction shows, a new study suggests.

The sheer energy required to keep up marathon performances eventually takes its toll on the sperm production of the flashy males, which actually start out with healthier, more robust sperm than their humdrum rivals.

"In nature, life is very risky, so you need to balance the benefit that certain behaviors can give you at present, and the costs that these same behaviors can incur later on," said study senior author Gabriele Sorci, an evolutionary biologist at the University of Burgundy in France.

In the case of the bustards, Sorci thinks the showy males get the balance right, in terms of survival. In part because of the high chances of dying young in the wild, he said, "it's always the best [reproduction] strategy to have early benefits and eventually pay a later cost."

The new study represents the first time that such a tradeoff has been linked to declines in male fertility in any species, Sorci added.

Showy Birds Firing Blanks
In their North African habitat, male houbara bustards perform long displays to attract females up to six months out of the year. Some males keep at it for several hours a day and perform more often, while others invest less of their resources to luring mates.

After strutting for a while, a male erects an ornamental "shield" of long white feathers and then runs at high speed, often circling a rock or a bush, according to the study, published recently in the journal Ecology Letters.

The show climaxes in a flash of black and white feathers and several booming calls so deep they're almost out of range of human hearing, according to Sorci.

Females will often select males that run more laps while taking fewer and shorter breaks.
Source: nationalgeographic.com
---------------------
Artículo en Español

Viva rápido, crezca rápido, al menos si usted es un macho de Avutarda hubara (Chlamydotis undulata).

Eso es porque los machos de avutardas hubaras que realizan exhibiciones de cortejo más largas pierden la calidad del esperma más rápido que los machos que no realizan exhibiciones de seducción elaboradas, sugiere un nuevo estudio.

La energía total necesaria para mantener estas actuaciones de maratón se cobra su peaje con el tiempo en la producción de esperma de los machos llamativos, que en realidad comienzan con un esperma más fuerte y sano que sus aburridos rivales.

"En la naturaleza, la vida es muy arriesgada, por lo que se necesita equilibrar la ventaja que ciertos comportamientos pueden dar en el presente, y los costos que estos comportamientos pueden ocasionar posteriormente", dijo el autor principal del estudio Gabriele Sorci, un biólogo evolutivo de la Universidad de Borgoña en Francia.

En el caso de las avutardas, Sorci cree que los machos vistosos consiguen el equilibrio adecuado, en términos de supervivencia. En parte debido a las altas posibilidades de morir joven en la naturaleza, dijo, "siempre es mejor estrategia reproductiva obtener beneficios tempranos y, eventualmente pagar un costo más tarde."

El nuevo estudio representa la primera vez que una solución de compensación se ha vinculado a la disminución de la fertilidad masculina en todas las especies, Sorci añadió.

Exhibición de Cortejo
En su hábitat del norte de África, los machos de hubaras realizan lagas exhibiciones para atraer a las hembras, de hasta seis meses al año. Algunos machos siguen haciéndolo durante varias horas al día y las ejecutan con mayor frecuencia, mientras que otros invierten menos de sus recursos en atraer a sus compañeras.

Después de pavonearse por un tiempo, un macho eleva un escudo ornamental de largas plumas blancas (ver foto superior) y luego corre a gran velocidad, a menudo rodeando una piedra o un arbusto, de acuerdo con el estudio publicado recientemente en la revista Ecology Letters.

El cortejo tiene su clímax en un destello de plumas en blanco y negro y varias llamadas en aumento, tan profundas que están casi fuera del alcance del oído humano, de acuerdo con Sorci.

Las hembras suelen seleccionar a los machos que corren más vueltas y se toman menos y más cortos descansos entre ellas.
Fuente: nationalgeographic.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario