09-Sept-2011 - Zoos de España al Descubierto

Hipopótamo en el recinto del Zoo de Madrid
Ayer Igualdad Animal presentó el informe realizado como parte de una investigación de nueve meses para obtener una instantánea de la vida de los animales cautivos en zoológicos españoles. Ocho parques zoológicos del este, sur y oeste de nuestro país fueron inspeccionados.
Se investigó a un total de 226 instalaciones de animales salvajes terrestres. En ellas se encontraban 271 individuos de 155 especies diferentes. Y se incluyen tanto zoos públicos como instalaciones de propiedad privada. Los zoológicos visitados fueron los siguientes:

El Zoo de Barcelona, el Bioparc de Valencia, el Zoo de Madrid y el Zoobotánico de Jerez son miembros de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA). El Zoo de Madrid, propiedad de una empresa privada, es además miembro de la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA), así como el Zoo de Barcelona, que es de propiedad municipal.
Durante la investigación, Igualdad Animal también visitó una casa de reptiles y una granja zoológica, -espectáculos con animales, sesiones interactivas y la monta de animales allí donde fue posible.
Se han recogido pruebas fotográficas y de vídeo para mostrar los zoológicos en su totalidad, además se obtuvo información adicional de los sitios web de la industria, así como la propia literatura del zoológico y sitios web. Los investigadores visitaron los parques como parte del público que recorrió todo el zoológico para obtener una impresión general, y recogió en detalle muestras de 30 instalaciones seleccionadas al azar en las que se encontraban los animales salvajes terrestres.
Se analizaron el espacio, características, sustrato, elementos instalados, la privacidad y la señalización de los recintos. Además se filmaron las áreas que alojan a los animales que realizan actuaciones. Incluso un investigador encubierto trabajó en el Zoo de Sevilla en mayo de 2011 con el fin de obtener información más detallada así como recopilar evidencias audiovisuales adicionales.
Ambientes opresivos
Tal y como se recoge en el informe, en cada uno de los zoológicos visitados, los animales vivían en ambientes totalmente opresivos. Igualdad Animal encontró a individuos alojados en instalaciones extremadamente pequeñas. Tales instalaciones impiden que los animales puedan realizar movimientos ni desarrollar comportamientos naturales que son esenciales para su bienestar.
Y desde la organización se asegura que "algunos animales estaban alojados en viejas jaulas y fosos, y a muy pocos se les proporcionaba un refugio suficiente para mitigar las temperaturas extremas, o áreas privadas. La falta de privacidad es a menudo una importante fuente de estrés para los animales confinados en parques zoológicos".
Según apunta el informe, en general los zoológicos visitados han realizado pocos esfuerzos para tratar de imitar el hábitat natural de los animales. Por ejemplo, a los mamíferos semiacuáticos como los hipopótamos, (foto superior) que normalmente permanecen una gran parte de su tiempo en el agua, se les proporcionaban piscinas pequeñas con agua estancada donde apenas eran capaces de sumergirse, y mucho menos nadar
Otro punto recogido en la investigación fue la falta de higiene que puede causar graves problemas de salud para los animales en cautividad, ya que puede conducir a la propagación de enfermedades. Los investigadores de Igualdad Animal observaron, especialmente en el Zoo de Castellar, una acumulación excesiva de residuos (incluyendo piensos y heces) que pueden ser perjudiciales para los animales si los ingieren. Una de las instalaciones del Zoo de Madrid se encontraba inundada de agua debido al mal drenaje.
Igualdad Animal asistió a los espectáculos de los zoológicos en los que los animales eran caracterizados para parecer payasos, y según la organización todos los espectáculos con animales conllevan comportamientos estresantes y potencialmente dañinos para ellos.
Y aseguran que "cuando los animales se encuentran fuera de la vista del público se les mantiene en espacios estrechos, vacíos y aislados sensorialmente. La situación de estos animales empleados en actuaciones parecía ser peor que la de los animales en exhibición permanente".
En el Zoo de Sevilla, Igualdad Animal encontró a cachorros de tigre y león, algunos de ellos todavía con sus madres, confinados en pequeñas jaulas.
Conclusión
Según se recoge en el informe la investigación de Igualdad Animal ofrece una instantánea de la situación de los animales en los zoológicos españoles. Donde estos individuos son privados de su libertad y alojados en entornos inadecuados para sus necesidades.
Asimismo, la alta proporción de animales con indicadores de un mal estado de salud y bienestar, les lleva a cuestionar la disponibilidad de la presencia de expertos en gestión de animales, cuidado sanitario y atención veterinaria en los zoológicos de España.
Por eso, Igualdad Animal aboga por el cierre de los zoológicos al considerar que la presencia de animales en estos lugares conlleva necesariamente que éstos sean objeto de importantes privaciones y grandes padecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada