Finally found the animal's internal compass (Descubren la Brújula interna de los Animales)

Artículo en Español e Inglés

(Spanish and English article)

English article

Over the past 50 years, behavioral experiments have produced a large body of evidence for the existence of a magnetic sense in a wide range of animals. However, the underlying sensory physiology remains poorly understood due to the elusiveness of the magnetosensory structures.
  • Han tardado casi 50 años en localizarlas porque solo es una de cada 10.000 células sensoriales.
  • Algunas de estas células olfatorias contienen magnetita de dióxido férrico
  • Convierten la información sobre el campo magnético en impulsos nerviosos
El estudio se ha basado en las truchas arcoíris, un pariente cercano al salmón del Pacífico
El estudio se ha basado en las truchas arcoíris, un pariente cercano al salmón del Pacífico

Un equipo de científicos alemanes ha localizado las células sensoriales que permiten a los animales orientarse en sus migraciones gracias al campo magnético de la Tierra.

Los expertos de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich centraron su estudio en las truchas arcoíris, parientes cercano del salmón del Pacífico, que nadan hasta 3.200 kilómetros por aguas marinas hasta alcanzar con precisión los ríos en los que nacieron para desovar cuando son adultas.

Las células convierten la información sobre el campo magnético de la Tierra en impulsos nerviosos

El profesor Michael Winklhofer, director del estudio -publica en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)-, ha explicado que algunas de las células en las mucosas olfatorias de estos peces contienen magnetita de óxido férrico, que el cuerpo de los animales produce por mecanismos todavía desconocidos.

Las células convierten la información sobre el campo magnético de la Tierra en un impulso nervioso que indican al animal la dirección correcta que debe seguir para alcanzar su meta, indica Winklhofer. Además, los investigadores consideran que otros animales como las aves, los mamíferos y los reptiles se orientan de igual manera.

 
Una de cada 1.000
El experto alemán ha subrayado que tan solo una de cada 10.000 células olfatorias es magnética y ha comentado que "es el motivo de que se haya tardado tanto tiempo en progresar en este tipo de investigación: porque son muy escasas".
Fuente: rtve.es
NOTA: La magnetita es usada por diferentes animales para orientarse en el campo magnético de la tierra. Entre ellas las abejas y los moluscos. Las palomas tienen el pico pequeños granos de magnetita que determinan la dirección del campo magnético y les permiten orientarse. También pequeñas bacterias tienen cristales de magnetita de 40 hasta 100 nm en su interior, rodeadas de una membrana dispuestas de modo que forman una especie de brújula y permiten a las bacterias nadar siguiendo líneas del campo magnético.

1 comentario:

  1. Hola Javier.
    Muy interesante el artículo, como siempre.
    Continua con tu estilo.
    Un abrazo desde Doña Mencía.

    ResponderEliminar