El Gobierno Corta el vuelo a los estudios sobre Aves migratorias

*La oficina que gestiona el anillamiento de las especies nómadas lleva año y medio cerrada

*Medio Ambiente planea asignar esta actividad sin concurso

Los recortes han alcanzado a la Oficina de Especies Migratorias, que depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Permanece cerrada desde hace un año y medio y con ella la gestión de los datos de las aves que viven, pasan o crían en España y la coordinación de su anillamiento (unas 600.000 al año en el territorio nacional), además del de murciélagos y tortugas. Un sistema que es vital para la actividad científica internacional y que había conseguido una base de datos con casi siete millones de apuntes. Las referencias guardadas permiten conocer la movilidad de las aves, como les afecta el cambio climático, causas de mortalidad, evolución de las poblaciones, dispersión…

“La situación es muy grave, porque se están desatendiendo compromisos internacionales. Si se recupera una anilla, ya sea de un ave marcada aquí o en otro país, de un proyecto nacional o extranjero, nadie puede acceder a la información de ese ejemplar, porque no se tramita. Estamos haciendo el ridículo a nivel europeo”, puntualiza Jordi Figuerola, investigador de la Estación Biológica de Doñana y responsable de la oficina de anillamiento. Un lugar donde un año bueno, con agua, se llega a etiquetar a. Cada arandela incluye un remite con la dirección de la central de anillamiento y un código alfanumérico, que permite, una vez recuperado el ejemplar, comunicarlo al lugar del que dependa su marcaje.

La solución que baraja el Ministerio de Medio Ambiente pasa por modificar la forma de gestión, que hasta ahora se había adjudicado por concurso público. "A partir de ahora" (sin concretar la fecha), la gestión de la OEM se cede "a diversas entidades muy reconocidas por la comunidad científica, entre ellas SEO/BirdLife". No dan el nombre de las demás. El Ministerio también dejará de adquirir y distribuir las anillas para los animales, que, correrá a cargo de los adjudicatarios del servicio.

La sequía económica ya había alcanzado a la partida de las anillas, que se agotaron a finales del año pasado. De tal forma, que organismos como la Estación Biológica de Doñana, el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC) o el Instituto Catalán de Ornitología (ICO) se han visto obligados a suscribir un convenio con la Sociedad de Ciencias Aranzadi para que se las suministre y se encargue de administrar los datos que le lleguen. Fuente: elpaís.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario