La Eurocámara pide a la UE combatir la caza furtiva de animales en peligro

El Parlamento Europeo (PE) adoptó hoy una resolución para luchar contra la caza furtiva de animales en peligro de extinción, en una sesión plenaria celebrada en Estrasburgo, informó la institución en un comunicado.

Con esta resolución, votada a mano alzada y aprobada por una amplia mayoría, los eurodiputados emplazaron a la Unión Europea (UE) "a liderar el apoyo internacional para detener la caza furtiva de elefantes y rinocerontes", codiciados por su marfil y su cuerno.

Asimismo, llamaron a los países a luchar contra este fenómeno.

El PE solicitó también la adopción de medidas para proteger a otras especies en peligro.

Por un lado, señaló la importancia de incluir en la lista de animales cuyo comercio debe controlarse a varias especies de tiburones.

Por otro, pidió que se aumente la clasificación de los Osos polares en la categoría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), con el fin de concienciar sobre la situación en la que se encuentran éstos.

El PE llamó a las diferentes partes de la CITES a aumentar su aporte a la financiación de esta convención "para evitar la sobreexplotación de la fauna y flora silvestres a través del comercio internacional", señala el comunicado.

En este sentido, la resolución de la Eurocámara apunta que la Unión Europea "debería renovar su compromiso financiero mediante la supervisión de la matanza ilegal de elefantes (MIKE)".

Asimismo, la Eurocámara pidió a la CITES, una convención internacional firmada por 176 partes -incluidos los 27 Estados miembros de la UE- que persigue la conservación de la naturaleza, que acabe con las votaciones secretas en su seno.

La próxima reunión de la CITES tendrá lugar en Bangkok (Tailandia) entre el 3 y el 14 de marzo de 2013.
Fuente: http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2013/02/eurocamara-combatir-furtiva-animales-peligro-20130206-92853.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada