Egipto y el Tráfico ilegal de Animales

Los primates pueden ser originarios de África, pero nunca de Egipto. Sin embargo, las redes de tráfico ilegal han hecho de este país uno de los principales puertos de salida de esos y otros animales pese a los esfuerzos por combatirlo.

Los primates pueden ser originarios de África, pero nunca de Egipto. Sin embargo, las redes de tráfico ilegal han hecho de este país uno de los principales puertos de salida de esos y otros animales pese a los esfuerzos por combatirlo.

¿Cómo puede, por ejemplo, un gorila de la República Democrática del Congo acabar de contrabando en China o Europa? Sería cuestión de trasladarlo a Nigeria o Kenia, y de ahí a Sudán y Egipto, donde pasaría a ser embarcado hacia alguno de esos dos destinos finales.

Esa es una de las rutas más habituales entre los traficantes en el continente africano, según un reciente estudio del Proyecto de las Naciones Unidas para la supervivencia de los grandes simios (GRASP, en inglés).

En ese oscuro negocio que se calcula despoja anualmente de las selvas de África y del Sudeste Asiático a unos 3.000 de esos primates, el aeropuerto de El Cairo comparte con los de Conakry, Johannesburgo y Yakarta el dudoso honor de ser una vía clave para sacar esos animales al mercado ilegal.
Fuente: lainformacion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario