Los mártires de la ciencia: Animales de Laboratorio

Tras el Día de los Animales de Laboratorio hacen un balance de los avances y retrocesos en Europa en el tema.

Para los defensores de los derechos de los animales, hasta 1979, el 24 de abril no era más que la fecha de cumpleaños del ya fallecido expresidente de la Sociedad Nacional británica Contra la Vivisección (NAVS, por sus siglas en inglés), el veterano de guerra Hugh Dowding (imágen inferior). No obstante, ese año la NAVS declaró esta fecha como el Día internacional de los Animales de Laboratorio y el primer día de una semana en la que, desde entonces, muchas organizaciones defensoras de los derechos de los animales aprovechan para llamar la atención sobre este tema.

En Alemania, miles de personas se manifestaron el pasado fin de semana contra los experimentos en animales y en pos de nuevos métodos de investigación alternativos. La razón de tanta prisa probablemente esté en las cifras publicadas por la misma organización: cada año se realizan experimentos en casi tres millones de animales de laboratorio y la tendencia va en aumento. En Alemania, casi 8.000 animales mueren cada día en los laboratorios.

Poco movimiento desde el Gobierno

La Tierschutzbund (Federación alemana de Bienestar animal) critica la cantidad de promesas vacías provenientes de la esfera política para frenar los experimentos en animales: incluso la más reciente modificación a la ley de protección animal no sirvió para institucionalizar la experimentación sin animales, o al menos marcar un camino hacia ella.

La Tierschutzbund defiende que desde hace mucho tiempo existen modelos de investigación como el cultivo de células, de órganos, o modelos computerizados capaces de sustituir la experimentación en animales.

Esta semana es el momento para recalcar todos estos hechos, pero tampoco es cuestión de olvidarse de las buenas noticias: el pasado 11 de marzo finalizó una histórica campaña de la NAVS contra los experimentos en animales para la industria cosmética que comenzó en 1980. El desenlace ha sido más que satisfactorio: ha supuesto la retirada del mercado de los productos cosméticos probados en criaturas, y el fin de los experimentos en miles de animales por toda Europa.
Fuente: Semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario