ONU advierte sobre una Gran matanza de Animales salvajes

El multimillonario comercio ilegal de fauna silvestre está amenazando ahora la sobrevivencia de los grandes simios, denunció la Organización de Naciones Unidas en un nuevo reporte dado a conocer ayer.

Chimpancés, orangutanes, gorilas y bonobos —chimpancés pigmeos— están desapareciendo de su medio natural en cifras alarmantes, mientras propietarios privados pagan grandes cantidades de dólares por tener una mascota exótica y algunos zoológicos, parques de entretenimiento y circos rodantes de mala fama claman por primates contrabandeados para entretener a sus audiencias.

Se calcula que más de 22.000 grandes simios han sido vendidos ilegalmente en un período de siete años que terminó en 2011. Eso significa aproximadamente 3.000 por año, dice el reporte de la ONU. Más de la mitad eran chimpancés.

En países como Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos y Líbano, los grandes simios con comprados para mostrarlos como piezas de exhibición en jardines y zoológicos privados. En Asia, los animales son típicamente destinados a zoológicos públicos y parques de entretenimiento. China es un destino principal para gorilas y chimpancés. Tailandia y Camboya han registrado casos de orangutanes que son utilizados para entretenimiento en “torpes combates de boxeo”, agrega el reporte.

Una laxa aplicación de la ley y la corrupción facilitan el contrabando de animales a través de ciudades africanas como Nairobi, Kenia; y Jartum, Sudán, que son centros de tráfico. Bangkok, la capital de Tailandia, es un centro importante de comercio de orangutanes.

La demanda de carne de primate también se ha incrementado debido a la proliferación de las actividades de tala y minería en Africa. Hay matanza de primates adultos y jóvenes para consumo y los huérfanos son capturados y vendidos en el comercio de especies vivas.

La corrupción impregna a la autoridad y a veces algunos sectores de ella están implicados en el comercio ilegal de estos animales. De 2005 y 2011, sólo 27 arrestos tuvieron lugar en Africa y Asia.
Fuente: La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario