Moscas chupadoras de Sangre ayudan a identificar Mamíferos difíciles de Encontrar

El año pasado unos científicos hicieron público un estudio que probablemente revolucionará la forma en que los conservacionistas rastrean las especies. Hace poco unos investigadores extrajeron sangre chupada de Sanguijuelas terrestres en las remotas Montañas Annamite de Vietnam y analizaron el ADN de lo que habían estado comiendo. Sorprendentemente los investigadores fueron capaces de identificar una serie de mamíferos amenazados y muy difíciles de ver. De hecho dos de las especies detectadas en la sangre chupada habían sido descubiertas por científicos tan solo en la década de los 90. En el pasado intentar encontrar animales raros y tímidos en la jungla requería muchas horas y mucho dinero. Si bien el creciente uso de trampas-cámara remota ha permitido a los científicos ampliar su búsqueda, la toma de muestras de ADN extraído de sanguijuelas podría ser el siguiente gran paso en la simplificación (y abaratamiento) de la búsqueda y rastrero de los mamíferos del mundo. Pero ahora un nuevo estudio en Molecular Ecology añade otro protagonista a la historia: las moscas.

Dirigido por Sebastien Calvignac-Spencer del Instituto Robert Koch, un equipo de científicos ha analizado el ADN encontrado en los estómagos de Moscas chupadoras de sangre, conocidas como moscas de la carroña y moscas de la carne, que se alimentan de carne corrompida, heridas o incluso heces llevándose el ADN de los animales. A diferencia del equipo del estudio con sanguijuelas, que se centró solamente en Vietnam, Calvignac-Spencer y su equipo tomaron muestras de moscas de dos parques, uno en Madagascar (Reserva de Kirindy) y otro en Costa de Marfil (Parque Nacional de Tao).
Fuente: mongabay.com
Imágenes: La cara de la Mosca azul de la carne (Calliphora vomitoria) y de las Montañas Annamite (Vietnam)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada