Australia: La Muerte llega en Helicóptero

Australia controla el exceso de población equina con cacerías desde el aire

•Uno de los Estados para la matanza por las protestas surgidas tras la muerte de 3.000 caballos

Centenares de cadáveres de caballos, muertos a tiros, salpican la planicie. El Consejo Central de la Tierra (CLC), un organismo gubernamental, ha decidido acabar con disparos desde helicópteros con al menos 3.000 caballos salvajes tras decidir que se han convertido en una plaga inasumible para los 4.750 kilómetros cuadrados de paraje virgen de Tempe Downs.

La vida es una proeza en el Territorio del Norte, en el interior de Australia. La mayor parte de la planicie, que ocupa el 70% del país, es desértica con un frío penetrante en invierno y un calor extremo en verano.

Pero en los últimos meses, la planicie australiana concedió una breve tregua a la vida, y las lluvias fueron más intensas de lo habitual. Como consecuencia, la población de caballos salvajes en Tempe Downs se disparó hasta superar los 10.000. El CLC, que administra la zona, calificó el fenómeno de “insostenible”. A principios del mes de mayo, anunció su intención de acabar con la “plaga” equina. Para sensibilizar a la opinión pública, distribuyó imágenes de caballos muriendo de inanición en pleno desierto. “Tenemos un problema enorme con los animales salvajes: están deteriorando el terreno y miles de ellos mueren por falta de comida y agua”, aseguró el director del consejo, David Ross.

Grupos ecologistas y habitantes de la zona denunciaron que las imágenes del CLC no correspondían a Tempe Downs que, azotado por las lluvias, presenta un aspecto más fértil de lo habitual. Aun así, las autoridades decidieron seguir adelante con lo que en Australia se conoce como “sacrificio aéreo”. En las últimas semanas, el CLC ha acabado con al menos 3.000 caballos salvajes.
Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada