Los Gigantes de la Patagonia Argentina

Los dinosaurios se cuentan entre los organismos terrestres más exitosos de todas las épocas, al contar con un reinado que duró más de 150 millones de años hasta su desaparición hace 65 millones de años.

La Patagonia argentina alberga algunos de los fósiles de dinosaurios más grandes jamas encontrados. Entre ellos figuran:

1) Argentinosaurus huinculensis: uno de los mayores dinosaurios herbívoros saurópodos (ver refer. de Bruhathkayosaurus)


2) Giganotosaurus carolini: el mayor carnívoro terópodo (incluso mayor que el Tyrannosaurus rex)
Estos dos “gigantes”, sin embargo, no son en lo absoluto los más importantes descubrimientos en la zona. Otros fósiles que hasta el momento se han hallado bajo sus tierras rojas son:

3) Ribachisaurus tessonei : saurópodo de entre 15 y 17 metros de largo y su peso se estima entre 18 y 20 toneladas. Los fósiles de este dinosaurio se exponen en el Museo de la Universidad Nacional del Comahue en Neuquén. Y además, en el Museo Gregorio Alvarez, ubicado en el Parque Central de la capital neuquina, se construyó una réplica en tamaño natural.
4) Andessaurus delgadoi: La traducción del nombre de esta criatura es Lagarto de los Andes y tiene la particularidad de ser el titanosaurio (una rama dentro de la familia de los
herbívoros) más primitivo de los que se conocen hasta el momento. Este animal, que midió unos 15 metros de largo en la adultez, vivió hace unos 100 millones de años y compartió el hábitat con el fabuloso Giganotosaurus carolinii, cuyos restos se encontraron en la misma formación geológica pero seis años después que el Andesaurious.


Los fósiles de este animal están en exhibición en el Museo de la Universidad Nacional del Comahue.


5) Unenlagia comahuensis: Era un dinosaurio terópodo ancestro del ave voladora más antigua que se conoce.
La criatura era un reptil con plumas y extremidades que casi eran alas. Para los científicos su hallazgo suma otro aporte hacia la confirmación de que los dinosaurios carnívoros se transformaron en aves.
Las plumas le permitían regular su temperatura corporal y prácticamente había perdido los miembros superiores.

A diferencia del Achaeopteryx (la criatura cuyos restos fueron encontrados en europa) tenía la cola emplumada y las alas o proto alas las usaban como instrumento de equilibrio durante sus carreras. Podia medir 2,30m de alrgo y 1,20 de alto y cuando caminaba apoyaba sólo los dedos de sus patas, las cuales estaban dotadas de una filosa garra en uno de sus dedos. La garra era un arma letal: con ella podía desgarrar a sus víctimas de una sola estocada.

Este animal habitó la región hace unos 90 millones de años, en el período Cretácico Superior. Sus huesos forman parte de la colección del Museo Carmen Funes de Plaza Huincul.




6) Megaraptor ("ladrón gigante"): es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo (M. namunhuaiquii, del griego mapudungun "Ladrón gigante con lanza en el pie")., que vivió de mediados a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 90 a 86 millones de años. Fue un terópodo carnívoro de entre 8 y 9 metros de largo y cuya característica más notable era una enorme garra en el dedo 1 en forma de hoz de 42 centímetros de largo.

VIDEO