Revuelo por las exportaciones de Aletas de tiburón de Costa Rica

El gobierno de Costa Rica aprobó envíos de aletas de tiburón martillo violando un tratado internacional, alegan los grupos conservacionistas. 

Banco de tiburones martillo nadando cerca de las islas Galápagos. Costa Rica ha estado exportando dos especies de tiburón martillo cuya venta está limitada por el Apéndice II de CITES. Foto por: Alex Hearn. 
El 24 de diciembre, un avión de American Airlines llevó 411 kilogramos de aletas de tiburón secas de Alajuela, Costa Rica, a Hong Kong, haciendo escala a mitad de camino en Miami. El envío, valorado en cerca de 53 000 dólares, contenía aletas de 411 animales, más de siete veces la cifra permitida de exportación por el gobierno de Costa Rica. Las aletas procedían de dos especies: el tiburón martillo liso (Sphyrna zygaena),
clasificado como Vulnerable por la UICN, y tiburón martillo común (Sphyrna lewini), que están clasificados como en peligro de extinción por la UICN y la Ley de Especies en Extinción de EE UU. 

El envío fue una de muchas exportaciones de aletas de tiburón de Costa Rica que toco suelo estadounidense violando las leyes americanas el pasado otoño e invierno, y fue uno, de al menos dos envíos aprobados por el gobierno de Costa Rica, que violó un tratado internacional, alegan los grupos de conservación. La protesta pública sobre los envíos provocó que American Airlines anunciara el pasado mes que habían cesado los envíos de aleta de tiburón, convirtiéndose en la primera compañía estadounidense en presentar una prohibición total, según los grupos. La publicidad también hizo que el gobierno de Costa Rica detuviera las exportaciones de tiburón martillo de momento. 


Las aletas de tiburón se utilizan para hacer una costosa sopa que es una seña cultural de prosperidad y buena fortuna en algunas comunidades del este de Asia. La extracción global de aletas de tiburones se ha topado con una presión cada vez mayor de grupos conservacionistas y gobiernos al tanto de las amenazas hacia las poblaciones de tiburones en declive. La práctica del cercenamiento de las aletas de tiburón, en la que las aletas son cortadas a tiburones vivos y arrojados de vuelta al mar, mortalmente heridos, ha generado repulsa popular. 
Fuente: es.mongabay.com