Científicos colombianos se apresuran a Estudiar territorios hasta ahora Inaccesibles

En su primer viaje al Golfo de Urabá en Colombia, antes ocupado por las guerrillas, el geólogo Camilo Montes busca pistas sobre el momento en se colisionaron América del Norte y América del Sur.
JUAN CRISTOBAL COBO
TRIGANÁ, COLOMBIA—Los pocos viajeros lo suficientemente intrépidos como para llegar hasta el norte de Colombia lo hacen por las playas tranquilas y los arrecifes de coral. Pero este no es el caso de Camilo Montes. Tras soportar un agitado viaje en lancha por el golfo de Urabá hasta este pueblo destartalado, él y otros tres geólogos se adentran en la selva, en busca de pistas sobre un profundo evento geológico que transformó el continente americano.

El equipo camina durante 3 horas para llegar a un punto donde un arroyo se derrama suavemente sobre una masa de roca lisa y oscura. Comprueban las coordenadas de GPS y usan martillos para roca para obtener esquirlas que examinan con lupas. No hay duda alguna: la roca y sus inclusiones de color pistacho se formaron cuando brotó el magma, creando las montañas del arco de Panamá, que conforma Panamá y el norte de Colombia. "Es como una fotografía del momento en el que el magma estaba cristalizando", afirma Montes mientras guarda en sacos varios kilos de muestras para llevarlas a su laboratorio. Esto es exactamente lo que esperaba encontrar viniendo aquí.
Fuente: Sciencemag

No hay comentarios:

Publicar un comentario