Italia: Biólogos ocasionan muerte de Oso en peligro de Extinción

El animal no era el objeto de esa operación, cuyo fin era colocar a otro ejemplar un collar con un chip para vigilarlo mejor

Un oso marsicano, en la región de Abruzzo (Italia), en una imagen de archivo.  GETTY IMAGES
Un parque nacional del centro de Italia investiga esta semana la muerte de un oso perteneciente a una especie en peligro de extinción durante una operación de captura realizada por biólogos. El joven oso pardo de los Apeninos, que el miércoles por la noche quedó atrapado en una trampa con forma de tubo, sufrió "problemas respiratorios" después de que se le hubieran administrado sedantes y murió poco después, a pesar de los esfuerzos realizados por mantenerlo con vida, ha anunciado la dirección del parque.


El animal fallecido, un oso pardo marsicano, formaba parte de una "subespecie en peligro de extinción que cuenta con unos 50 ejemplares o poco más", ha indicado la ONG de defensa medioambiental WWF Italia. Expertos citados por la BBC han calificado el incidente como "muy grave".Varios medios italianos han informado de que el oso ni siquiera era objeto de esa operación, que contaba con la aprobación de las autoridades y cuyo fin era colocar a otro ejemplar un collar con un chip para poder vigilarlo mejor. Según la misma fuente, los biólogos querían atrapar a otro oso, Mario, que estaba causando problemas en la región. 

"Es la primera vez que hemos tenido que afrontar una situación de emergencia en materia de anestesia durante una captura", declaró ante la prensa Antonio Carrara, el presidente del parque nacional de los Abruzos, Lazio y Molise, en el que se han producido los hechos. Según dijo, aunque el protocolo "reduce los riesgos del oso al mínimo, no se pueden descartar por completo". Tras asegurar que confía plenamente en los trabajadores del parque, Carrara afirmó que espera que la autopsia permita esclarecer las causas de la muerte del animal. 

En un comunicado publicado en su página web, WWF Italia apunta que los exámenes practicados al oso "han demostrado que ya padecía enfermedades graves con anterioridad a que fuese capturado, mediante una trampa, por personal del parque de los Abruzos, Lazio y Molise".

La organización considera, no obstante, que es necesario y urgente reducir la aplicación de este tipo de procedimientos, "poniendo en marcha lo antes posible las acciones necesarias para dejar de colocar dispositivos de radiofrecuencia en los osos", y que además hay que evitar "dejar comida a disposición de los plantígrados en las cercanías de lugares habitados" y sensibilizar "a la población sobre la forma de cuidar correctamente los animales domésticos y de recoger la fruta o las zanahorias". La ONG también aboga por "definir y poner en marcha una estrategia más amplia, que permita la expansión de la población de osos".

Fuente: El Pais

No hay comentarios:

Publicar un comentario